Invierno tardío

0

Posted by admin | Posted in General | Posted on 24-07-2012

Etiquetas: , , ,


Antes que nada pedimos disculpas por comunicarnos tan tarde pero sufrimos un ataque virósico al principio del invierno, por lo demás estamos muy contentos por las temperaturas tan agradables que nos permiten estar más tiempo en el jardín. ¿Que hacemos ahora? Suponemos que ya protegieron las plantas de las heladas, si no lo han hecho aún, amontonen hojas, cortezas o pasto como mulch alrededor de ellas para que no se hiele el tronco o las raíces, la parte quemada de los tallos los cortaremos en la primavera. Es la época de las podas de frutales de carozo (ciruelo, damasco y duraznero), también de perales y manzanos, no así de los cítricos que esperaremos a la primavera. Rosales y hortensias conviene hacerlo cuando las bajas temperaturas se han estabilizado y no hay riesgo de helarse los brotes, nosotros lo hacemos en la segunda quincena de agosto. También conviene agregar compost en macetas y canteros y regar en forma más espaciada. Bueno, como siempre si tienen dudas o quieren ampliar estos temas clikeen aquí!

Sigamos podando…

0

Posted by admin | Posted in General | Posted on 11-07-2009

Etiquetas: , , ,

Árboles: Recuerde que una planta mal podada puede morir, por ello, pensemos antes de podar porqué queremos hacerlo. Si el árbol es muy viejo o muy grande para nuestro jardín, quizás sea mejor sacarlo. Generalmente se poda cuando la planta esté en receso vegetativo, aunque si ésta es una especie susceptible a las bajas temperaturas, conviene podar cuando hayan pasado los grandes fríos. Es muy común en nuestra zona ver árboles podados por costumbre con podas drásticas (terciado y desmochado), lo que obliga a la planta a generar ramas desordenadas y mal ancladas al tronco. Esta poda anual hace que las raíces se desarrollen menos lo que al final no permitirá el crecimiento normal de la planta. Nunca pode la rama apical de las coníferas ni de los árboles con crecimiento piramidal como los liquidámbar, ya que deformará la copa.
Sólo pode las ramas secas, dañadas o enfermas, los chupones y las ramillas que desborden el volumen de la copa o que no permiten la entrada de la luz solar al interior de la copa.
Si corta ramas de más de 10 cm. de diámetro, hágalo en tres pasos, primero haga un corte en la parte de abajo hasta la mitad del diámetro, y luego corte la parte superior más alejado del tronco, así, la rama caerá sola y evitará desgarros, por último corte el tocón lo más perfilado, limpio y cerca del tronco que pueda. Esto permitirá que cicatrice mejor y más rápido, de ser posible ponga en el corte algún producto (mástic) que impida el ingreso de patógenos (virus, bacterias u hongos), que lo enfermen.

Arbustos: No podar ahora los arbustos de floración primaveral, como corona de novia, jazmín amarillo, membrilleros de jardín, glicinas, retamas, etc., porque se perderá la floración; hágalo después de la floración para emprolijar o rejuvenecer. Tampoco los afectados por las heladas, una vez avanzada la primavera podrá hacer una poda de limpieza sacando lo que no brotó. Lo dañado por la helada actúa como un protector natural para la planta.
En nuestra zona podemos podar las hortensias hasta julio, dejando tres yemas gordas a distinta altura, para que queden ramas cortas y largas.
Recuerde que los arbustos en maceta necesitan de la poda para mantenerlos en buena forma. Se debe hacer raleo o sea cortar las ramas que están secas o malformadas desde su nacimiento, abriendo la copa y acortando las ramas que ya florecieron. Use tijeras con buen filo haciendo cortes netos y para evitar ataques fúngicos pulverice con Carbendazim.

Como podar

0

Posted by admin | Posted in General | Posted on 09-07-2009

Etiquetas: , , ,

La poda bien realizada da fuerza y vigor, mejora la floración y desarrollo de una planta. En los frutales controla el crecimiento y da la estructura necesaria para que sus ramas soporten el peso de los frutos. En otras plantas la poda favorece la adecuada distribución de sus ramas permitiendo así que la luz del sol y el aire llegue al interior de la planta para que crezca en forma armónica y florezca mejor.

Rosales: En nuestra zona conviene podarlas a fines de julio o principios de agosto, luego de que hayan pasado las heladas fuertes y con luna menguante. Utilizar guantes de cuero y tijeras de mango largo para las ramas más gruesas, y de mano para las ramas finas, siempre bien afiladas y desinfectadas con alcohol en gel para prevenir enfermedades. A las híbridas de té se las poda en forma de copa, cortando todas las ramas que entorpezcan el eje central de la planta y dejando tres o cuatro tallos nuevos con no más de cuatro yemas por tallo. Se corta a 45º a unos 6 mm sobre una yema que mire hacia fuera y a una altura de unos 30 ó 40 cmts. desde la base del rosal. En las floribundas podar igual que las anteriores dejando unos 10 cmts. más por tallo. A los rosales miniatura se le cortan todos los tallos secos y viejos para renovar la planta y se podan los nuevos a la mitad de su crecimiento normal. A los arbustivos también sacar las ramas secas o maltrechas, dejando las nuevas y podarlas a la mitad de su desarrollo manteniéndolo uniforme. Los trepadores no se podan, sino que se guían las ramas nuevas que crecen desde la base, en forma de abanico para que la savia circule más y florezca mejor. Se eliminan todos los tallos viejos que desmerecen el conjunto. Los otros tipos de rosales (antiguos, ingleses, arbolito y llorones), no son muy usados en esta zona. Recuerde que siempre hay que desinfectar a los rosales podados con algún funguicida (polisulfuro de Ca) y todo el material podado se debe quemar y luego de limpiar el suelo del rosal conviene carpir y fertilizar.

Frutales: La poda de producción, se realiza con raleos y acortamiento de ramas. Ralear ramas es suprimirlas desde la base, permitiendo una mejor entrada de luz y aire, logrando así una mejor distribución de los nutrientes en el árbol. Se suprimen los chupones (ramas de gran vigor, verticales, gruesas e improductivas), retoños que aparecen en la base del tronco o lugares indeseables y las ramas secas, rotas y enfermas. Luego se procede a ralear las ramas de producción para que las que queden estén bien distribuidas en distancia y orientación. El acortamiento es suprimir una parte de la rama, puede ser leve (despunte) o intenso. El objetivo es favorecer la aparición de ramas largas; cuanto más se acorta, más vigorosas son las ramas que se forman con las yemas que quedan. Esto, combinado con un raleo, se utiliza en aquellos árboles que fructifican en ramas largas (duraznero, ciruelo japonés y damasco).
La poda de rejuvenecimiento es una poda de acortamiento más drástica, se usa en árboles envejecidos, de escaso vigor y pobre crecimiento. Se realiza sobre ramas gruesas, rebajando la copa, para que el rebrote sea fuerte y se forme una nueva copa. Es conveniente cubrir las heridas con mástic para evitar infecciones y fertilizar con nitrógeno luego de la poda.
Y el raleo de frutos, tiene como objetivo disminuir el número de frutos para mejorar su tamaño y calidad, evitando además la vecería (alternancia de la producción). Se realiza a mano eliminando los frutos cuando tienen el tamaño de una avellana, dejando dos o tres por rama larga, bien distanciados.
En las plantas de frutos secos (avellano, nogal, pecán y pistacho), no se realiza poda de producción, sólo de limpieza y apertura de la copa para permitir una buena penetración de luz.
A los frutales de clima frío (peral, manzano, cerezos y guindos), se les debe hacer una poda de formación antes o al momento de plantarlos, la cual puede ser en forma de arbusto-arbolito, pirámide o abanico. Esto se hace para aprovechar mejor el espacio, dar luz y aire a toda la planta y mejorar su producción. La forma de arbolito es apta para todos los frutales cuando el jardín es grande, se comienza cuando la planta tiene uno o dos años cortando la rama principal a la altura que deseamos que comience a abrirse la copa (70 cms. aprox.), las ramas laterales serán cortas pero en verano se estirarán. La poda de mantenimiento, en invierno, será cortar la ramitas entrecruzadas y muy débiles, como así también las que se estiraron demasiado y cuyas yemas estarán muy separadas, se cortan a la mitad o a la tercera parte.
La forma de pirámide es común para manzanos, perales y cerezos y la de abanico para cerezos, guindos y manzanos. Al guiar las ramas en forma oblicua u horizontal la savia correrá más lentamente deteniéndose en los nudos, lo que favorecerá la floración y el crecimiento de la frutas. Se necesita guiarlos sobre tutores y se comienza cuando tiene uno o dos años. Se eligen las ramas que se adaptan bien a nuestro tutor y se eliminan progresivamente las restantes. A medida que nazcan los nuevos brotes se irán seleccionando y atando sobre el soporte para que tomen forma. De ese modo se fija la estructura de la planta año tras año simplificando el trabajo de guiado controlando solamente las ataduras para evitar estrangulamientos.
En el caso de los cítricos hay que podar las ramas a un tercio el primer año, para lograr una copa más redondeada y/o acelerar la fructificación. En el caso de los limoneros tal vez tenga que realizar varias veces esta poda, ya que muchas veces tienden a irse “en vicio” sin dar un solo limón. Una vez que han fructificado, elimina ramas enfermas, viejas o que toquen el suelo.